Astrología en acción

admin

Astrología en acción, entre la psicología y la energía

Aunque no lo creas, la astrología y la psicología son disciplinas complementarias que pueden trabajarse de modo integral, esto era lo que afirmaba el médico psiquiatra Carl Gustav Jung, en una entrevista realizada por los astrólogos Jean Carteret y André Barbault, en 1954. Aquí el gran psiquiatra suizo, antiguo discípulo de Freud, expone su visión acerca de la relación íntima entre la Astrología y Psicología.

“Como es arriba es abajo. Como es adentro es afuera”, dice el psicoanalista Carl Jung en su libro La interpretación de la naturaleza y la psique. Las estrellas, los planetas y demás han despertado la curiosidad del ser humano por su influencia en la tierra. Si la luna afecta las mareas, y tiene el poder suficiente para elevarlas y bajarlas,  ¿acaso esta misma energía puede tener alguna influencia sobre los cuerpos humanos?

Es cierto que la ciencia todavía no lo confirma, pero el hecho de que sea una terreno todavía desconocido para ella, no significa que no exista, hay muchos fenómenos en el espacio y el planeta aún desconocidos, y aunque la soberbia humana nos hace creer que somos los dueños de todo conocimiento, la realidad es que siempre hay nuevos secretos por develar. 

Una de las herramientas más utilizadas y que más cercanía genera con los misterios astrológicos es el horóscopo. Pero ¿qué es el horóscopo en sí? Este ha sido utilizado por miles de años como una forma de conocer o saber cómo se desenvolverá el futuro basándose en el cinturón zodiacal que involucra doce signos: Aries, Leo, Virgo, Géminis, Piscis, Tauro, Escorpio, Cáncer, Libra, Sagitario, Acuario y Capricornio. En la actualidad, más allá de una mera predicción se busca el autoconocimiento.

Las predicciones astrológicas estilo “fast food”, listas y preparadas para su empaquetación comercial, no nacieron hasta la época de la revolución industrial en el auge de las sesiones espiritistas y la tabla Ouija, antes, la tradición de los horóscopos se remontaba hasta el año 3000 A.C y era utilizado para darle a padres una guía sobre el destino de sus hijos.

Ahora, la hipermodernidad ha cambiado el significado de una carta astral realizada por un chaman, a una serie de algoritmos que cargan el historial astronómico con frases generalizadas para ayudarte a descubrir tu día a día.

En los tiempos actuales necesitamos guía, y ya no se trata de predecir eventos en la vida de las personas, sino más bien llevarlas al autoconocimiento, que puedan entenderse mejor a sí mismas para poder realizar los ajustes que necesitan en su vida.

A este fenómeno se le conoce como “Efecto Forer”

El efecto Forer o Barnum es también conocido como el efecto de validación subjetiva o el efecto de validación personal. Y se da cuando tendemos a aceptar descripciones personales vagas y generales como aplicables a uno mismo, sin darnos cuenta de que esa misma descripción podría aplicarse a cualquiera.

El efecto es muy consistente cuando las descripciones son vagas. Cada persona lee las descripciones aplicándole su propio significado subjetivo, por ello esa descripción se percibe como «personal». Las mejores descripciones vagas son las que contienen frases que abusan de expresiones como «a veces».

«A veces te sientes seguro de ti mismo, mientras que otras veces no«. Esta frase se puede aplicar a casi todo el mundo, y cada persona la leerá interpretándola para sí mismo.

Sobre la psicología de la astrología

La astrología y la psicología tienen conexión e importantes psicoanalistas como Freud y Jung son referentes por proponer términos que más adelante se asociarían al mundo astrológico también. Sigmund Freud, reconocido psicoanalista, propuso la teoría de que todas las personas tenían un inconsciente, es decir, “hay un área de nuestra personalidad que nos hace actuar de maneras que muchas veces nos cuesta comprender. Es información a la cual no podemos acceder porque está fuera de la consciencia.

La astrología está ligada a esta parte de la psicología justamente por los arquetipos, debido a que estos planetas (cada signo zodiacal están regidos por un planeta) pueden ser arquetipos que indican ciertos rasgos. Se puede decir que el arquetipo de la luna son las emociones, lo femenino y sensitivo, incluso lo maternal. Su signo regente es cáncer, y es uno de los signos más emocionales del zodíaco, incluso lo podríamos reconocer como el arquetipo de la madre, según Jung.

Categoría(s):

×

¡Te damos la bienvenida!

Haz click en el Dr. Do para que platiquemos directamente por WhatsApp

× Contáctanos por WhatsApp